02 febrero, 2010

Estamos así...



Como cada cuatro años, el primer domingo de febrero los costarricenses saldremos a votar.

Como cada cuatro años, para muchos, la elección dejó de ser una "fiesta" como las que vivíamos años atrás para convertirse en un momento doloroso, donde aflora la inconformidad con un sistema cada vez más excluyente, más desigual, más fracasado.

Como cada cuatro años vemos evidenciarse las dinastías que se siguen alternando y repartiendo el poder político aliadas al gran capital, vemos cómo se sigue recurriendo a las prácticas del clientelismo que juega con la necesidad y la miseria humana; vemos al gobierno dedicarse a inaugurar obras inconclusas para buscarle votitos a su delfín; pero además para que olvidemos almuerzos millonarios, vuelos cuestionables, desvíos de fondos, puentes que caen...

Como cada cuatro años, nos debatimos sobre si este sistema cada vez más controlado por menos tendrá la confiabilidad para asegurar que el juego sea limpio, ajeno a manipulaciones malintencionadas...

Como cada cuatro años vemos la maquinaria mediática falsamente objetivada tratando de influir sobre la opinión pública, inflando candidatos, ocultando hilos, sacralizando encuestas...

Sin embargo, como cada cuatro años buscamos el renacer de la esperanza en que otro país es posible, en que podemos construir una comunidad nacional más solidaria, menos excluyente, donde el poder vuelva a la gente de verdad, donde el disenso sea la oportunidad para la construcción colectiva y no para el ataque infundado, donde la búsqueda del bien común sea posible.

Como cada cuatro años, vemos que la opción perfecta no existe, pero nos negamos a permitir que muera la esperanza y asumimos el reto de elegir, de convencer, de salir a votar.

El espectro que se nos ofrece no nos deja una opción diferente que el apoyo al Partico Acción Ciudadana, y no por un caudillismo trasnochado que tantos quieren endilgarle, sino por ser la opción más cercana al ideal buscado,una opción:

donde la emotividad tenga cabida y sea muestra de humanidad

donde la persona sea más importante que el mercado

donde hombres y mujeres, niños y ancianos tengan el mismo espacio

donde la juventud tenga cabida y protagonismo más allá de entregar propaganda y gritar hurras a los candidatos

donde el proyecto de estado busque aumentar las condiciones de movilidad social ascendente

donde se fortalezcan nuestras instituciones

donde produzcamos también para comer y no solo para vender

donde el diálogo sea posible y buscar acuerdos una señal de apertura y escucha y no un símbolo de debilidad

donde la riqueza se reparta más equitativamente

donde la protección al ambiente sea uno de nuestros sures

donde la naturaleza sea mucho más que un depósito de materias primas

donde se ataque las causas estructurales de la violencia y la inseguridad

donde podamos volver a creer...



Estamos "así" de lograrlo, yo salgo a votar por la Costa Rica que queremos...

6 comentarios:

  1. Hola compañero!! Un gusto "verte" por acá.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Super emotivo, me encantó... un abrazooooo,
    Vs

    ResponderEliminar
  3. Marco, te mandé un correo la semana pasada. ¿No te llegó?

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Puta Tavito, no lo recibí, voy a ver si por esos endemoniados azares de estos servidores me lo mandó al spam... pero no lo he visto!

    ResponderEliminar
  5. ¿Ya vieron esto?
    http://elaviador00.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Free counter and web stats